"/> "/>

LAS MEDIAS COMPRESIVAS

 24 de abril, 2018  •    Actividad Física y Salud  •   Miguel A. Ruiz y Borja Pérez

Todos hemos visto, sobretodo en las carreras populares, a corredores utilizando unas medias que suelen ir generalmente, desde el tobillo hasta la rodilla (muchas veces engloban el pie como un calcetín). Aunque parezca que puedan cumplir una función estética, que también (las hay de muchas marcas, modelos, colores llamativos, se ciñen a la pierna), tienen otras funciones relacionadas con el rendimiento deportivo y con la salud.  Hablamos de las medias compresivas o medias de compresión. A continuación, veremos qué tipos hay y qué beneficios nos pueden aportar según las investigaciones más recientes realizadas sobre la materia:

Las medias compresivas suelen estar compuestas por fibras elásticas, que pueden ser de nylon, poliéster o lycra, y en función de la zona de la pierna, la compresión será mayor o menor (por ejemplo, mayor presión en la zona del tobillo).

Presentan beneficios tales como: el incremento del retorno venoso y la reducción de oscilaciones musculares (aunque según la ciencia, esta hipótesis no está del todo clarificada, ya que queda en el aire la duda con respecto a la presión aplicada por las medias) (Born, Sperlich y Holmberg, 2013).

Por el contrario, se demuestra recientemente que parámetros cardiorrespiratorios tales como el lactato en sangre, la absorción de oxígeno y la frecuencia cardíaca (FC), no han sido mejorados con el uso de las medias compresivas. Del mismo modo, las medias compresivas en los ritmos de carrera tampoco han mostrado diferencias significativas según dichos estudios (Born et al., 2003), (Priego et al. 2015).

Entonces, si se ha demostrado que las medias compresivas no mejoran el rendimiento (de manera general, ya que se demostró que había menos activación en gemelo y eso ayudaría a economizar esfuerzo), ¿por qué vemos a deportistas profesionales utilizándolas?. Es una interesante cuestión. Cuando se practica ejercicio existe un daño muscular, y son muchos los que las utilizan como recuperación de las zonas implicadas, tanto durante, como después del ejercicio. Produce una reducción del dolor percibido (Bieuzen et al., 2014). Así pues, los deportistas que utilizan las medias compresivas lo harían porque así obtienen una menor percepción subjetiva del dolor y del esfuerzo realizado. Aunque autores como Vercruyssen et al., (2014), muestran que no parece que haya diferencias en cuanto a la percepción del esfuerzo, pero sí creen que existen beneficios psicológicos al utilizarlas (mayor sensación de confort y seguridad).

Si hablamos de la potencia muscular, según los estudios citados, parece ser que se podría reducir la hinchazón y la aparición de agujetas, ya que hay mejora en la conducción del flujo linfático. Del mismo modo, su uso muestra valores inferiores de creatin kinasa (CK) en sangre al acabar la carrera, ya que al parecer, hay una menor destrucción muscular usando las medias compresivas (Moreno 2013). En las pruebas de salto, se ha observado que hay una menor pérdida de potencia al utilizar las medias, tanto antes, como después de la prueba.

Debido a que hay diferentes marcas comerciales con diferentes tipos de presión, ¿cuál sería la presión idónea que deberá ejercer la media?. ¿La presión ha de ser constante o graduada? (Cañes 2017).

Profundizando un poco, podemos encontrar dos tipos de medias compresivas (a nivel deportivo), las medias de compresión gradual y las medias de compresión constante.

Las medias de compresión gradual, se caracterizan por ejercer una mayor presión en el tobillo, que va disminuyendo a medida que asciende por la pierna.

En las medias de compresión uniforme, el grado de presión es mayor y constante en toda la pierna, parecidas a las que se utilizan para fines medicinales (las prescritas para favorecer el retorno venoso en pacientes con problemas de circulación).

Aunque han sido pocas las investigaciones sobre las medias compresivas en cuanto a las pruebas de resistencia (ya hemos visto que a nivel de fuerza y potencia sí las ha habido), sí se han conseguido récords mundiales de atletas que utilizaron medias compresivas en sus pruebas de 20km, como por ejemplo, L. Kiplagat, 1:02:57, Octubre 14, 2007, Udine, Italia) (Moreno 2013).

Del mismo modo, hay trabajos en los que se demuestra que las medias compresivas mejoran la potencia de salto ya que hay un incremento de los órganos propioceptivos y una reducción las oscilaciones musculares. Si miramos la variable perceptiva, anteriormente citada, parece que una compresión más baja, es más confortable que una compresión alta, eso deriva en una mayor comodidad y menor tirantez. En definitiva, más sensación de comodidad.

En relación a esto, el grado de compresión se ha demostrado que sí importa. El grado de confort es inversamente proporcional al grado de compresión (Ali et a. 2010). Lo ideal sería adaptar dicha presión a las características de cada persona (pierna, peso, altura…).

No hay muchos estudios todavía que diluciden si es mejor una compresión gradual o uniforme a nivel deportivo, pero en el mercado se pueden encontrar de los dos tipos.

Aunque la tendencia, según las investigaciones, es que hay una pequeña mejora con el uso de las medias (relacionadas con la fatiga), no es lo suficiente como para sea significativa, ya que al parecer, puede depender también de las características de cada sujeto (técnica de carrera, fuerza de cada músculo, experiencia…)(Moreno 2013).

En definitiva, el uso de las medias de compresión no parece que sea perjudicial para el rendimiento. Sí es cierto que, hay algunos parámetros que pueden mejorar más que otros, pero se ha demostrado que la mejora no es muy significativa. Con lo cual, podemos utilizarlas en cualquiera de las pruebas tanto de salto, como de carrera de resistencia, etc. Elige unas con una presión adecuada y que te hagan sentir cómodo en la actividad.

 

A PROPÓSITO…

Como ya sabéis, igual que Borja en su día, Hugo “cambia de lado”. También quiere cumplir su sueño y nosotros estaremos con él al 200%, le ayudaremos igual que intentamos hacer con todos vosotros. No hay nada que podamos decir de Hugo que no sepamos ya, pues empezaríamos una larga lista de adjetivos y no la terminaríamos nunca…(tanto a nivel profesional como personal). No sabemos a ciencia cierta qué número de “clockworkian@s” conseguirán sus objetivos (bueno en realidad sí lo sabemos, tod@s, jajaja), pero de lo que sí estamos seguros, es de que Hugo ha contribuido en ello. También sabemos que estará ahí para ayudarnos siempre que lo necesitemos, en la misma proporción en la que nos lo pondrá difícil en el largo proceso de oposición. ¡Será un buen hueso!. Del mismo modo, le damos la bienvenida a Pablo, que ya está sumando con nosotros desde hace un tiempo. ¡Dale Pablo!. Hugo, mucha suerte AMIGO, nos sufrirás como toca en los entrenamientos, ¡VAMOS!.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Bieuzen, F., Brisswalter, J., Easthope, C., Vercruyssen, F., Bernard, T., & Hausswirth, C. (2014). Effect of wearing compression stockings on recovery after mild exercise-induced muscle damage. International journal of sports physiology and performance9(2), 256-264.

Born, D. P., Sperlich, B., & Holmberg, H. C. (2013). Bringing light into the dark: effects of compression clothing on performance and recovery. International journal of sports physiology and performance8(1), 4-18.

Moreno Pérez, D. (2013). Efecto del uso de medias compresivas sobre el rendimiento deportivo (Doctoral dissertation, [Sl]:[sn], 2013).

Llopis, F. C. ¿ QUE UTILIDAD TIENEN LAS MEDIAS DE COMPRESIÓN EN CORREDORES?.

Priego, J. I., Lucas-Cuevas, A. G., Aparicio, I., Giménez, J. V., Cortell-Tormo, J. M., & Pérez-Soriano, P. (2015). Long-term effects of graduated compression stockings on cardiorespiratory performance. Biology of sport32(3), 219.

Vercruyssen, F., Easthope, C., Bernard, T., Hausswirth, C., Bieuzen, F., Gruet, M., & Brisswalter, J. (2014). The influence of wearing compression stockings on performance indicators and physiological responses following a prolonged trail running exercise. European journal of sport science14(2), 144-150

[ssba]

CONTACTA CON NOSOTROS

Mail. info@zonaclockwork.com

Tél. 625 96 97 29