"/> "/>

MEJORA EN LA PISCINA: EL VIRAJE

 12 de junio, 2018  •    Preparación Física  •   Miguel A. Ruiz y Borja Pérez

Cada vez están más cerca las pruebas físicas de las oposiciones. Eso significa que nos estamos preparando para dar el 200% en todas ellas. En la publicación de hoy, vamos a hablar de las pruebas de natación, sobretodo de dos aspectos importantes para rendir al máximo en el agua: La salida (profundizaremos en el siguiente post) y los virajes.

Muchos de vosotros estáis empezando, y otros ya lleváis tiempo entrenado vuestra prueba específica en la piscina, ya sea con la ayuda de un entrenador o por vuestra cuenta. Los opositores tenemos que ser buenos en todo, hay que entrenar todas las capacidades y muchas sesiones semanales, sin olvidar el descanso, la alimentación, el estudio, el trabajo, etc. Por lo tanto, hay que optimizar al máximo el tiempo de entrenamiento y el rendimiento de cada sesión.

Por lo general (en CLOCKWORK), dedicamos menos horas a nadar que a correr o entrenar la fuerza. Muchos de vosotros pedís consejo para mejorar en el agua, ya que solemos buscar horas “sueltas” para nadar y poder completar la semana de entrenamiento (difícil tarea). A los alumnos que van a las sesiones de natación CLOCKWORK, se les orienta para superar sus pruebas, se optimizan al máximo los recursos en la piscina y se focaliza el trabajo en los aspectos importantes que nos pueden ayudar a mejorar los tiempos de nado, que es en definitiva, es el objetivo que nos marcamos en cada prueba de oposición.

Uno de los elementos técnicos que nos puede ayudar a ganar décimas, es el VIRAJE. Somos conscientes de ello y le damos mucha importancia en nuestras sesiones. Como también sabemos que al principio es complejo a nivel técnico, vamos ver puntos claves que nos ayudarán a mejorarlo. Según la Real Federación Española de Natación (RFEN):

¿QUÉ SABEMOS DEL VIRAJE?

Es la manera que tiene el nadador de cambiar el sentido del nado al llegar al final de cada piscina. Si se domina el viraje, se mejorará el rendimiento en la prueba. Por ejemplo: si consiguiésemos mejorar solamente 0,33 segundos en cada viraje, mejorarás 1 segundo en cada 100 metros (en piscina de 25 metros) y un total de 15 segundos en cada 1500 metros. Todo ello aprovechando la aproximación a la pared, rápida rotación, impulso y deslizamiento.

Para entender los virajes, debemos conocer bien los ejes de giro donde se realizarán los mismos:

  • Eje longitudinal
  • Eje Antero-Posterior
  • Eje transversal

 

Cuando hacemos el viraje de crol (estilo que utilizamos para nadar nuestras pruebas), su puede observar que haremos dos giros: uno en eje transversal y otro en el eje longitudinal.

PASOS A SEGUIR:

  1. Aproximación a pared aumentando la velocidad de desplazamiento.
  2. Realizar giro a máxima velocidad angular, posición agrupada.
  3. Cuerpo horizontal y brazos delante del cuerpo para ofrecer la menor resistencia posible durante impulso, y antes de comenzar la extensión de las piernas.
  4. Extender las piernas tras alcanzar unos 100% de flexión en las rodillas, apoyando los metatarsos de los pies exclusivamente en la pared y durante un tiempo corto, nada más realizar el apoyo debe comenzar la extensión.
  5. Realizar el deslizamiento en posición de mínima resistencia iniciando los movimientos propulsivos de brazos y piernas al perder velocidad después del impulso.
  6. Tras el impulso, tratar de conseguir la profundidad y distancia de deslizamiento suficiente y así evitar las olas que se dejan tras el nadador (importante para las pruebas de velocidad).
  7. Se podrá utilizar algún batido ondulatorio para cambiar de posición ventral o quedarse en posición lateral y realizar de 2 a 4 batidas.
  8. Comenzar la primera brazada con el brazo que no respira (nos aseguramos que en la salida del agua no respiraremos para no frenarnos). Aguantar tres ciclos de brazadas sin respirar.

¿POR QUÉ HACER UN VOLTEO O VIRAJE?

En cualquier prueba de competición luchamos contra el tiempo o contra un rival. Es por eso que todo lo que hagamos en el agua debe ir dirigido a ser más rápido que los demás, o a ser más eficiente en el nado. El viraje nos permite cambiar el sentido aprovechando el nado y minimiza la frenada cuando haya un cambio de eje o plano. Diremos hasta hoy, que es la mejor forma de girar. En cualquier prueba de competición existe un reglamento que cumplir. Así pues, en las pruebas de natación en las que se nada tanto en el estilo crol como en espalda, está permitido que el primer contacto con la pared sea con cualquier parte del cuerpo. Por ello, el viraje más eficiente es el que se realiza con un giro de 180° sobre el eje transversal (Izquierdo y Redín 2008). Como hemos visto en el apartado anterior, por cada 100 metros, se puede llegar a ganar un 1 segundo.

¿QUÉ DICEN LAS INVESTIGACIONES?

En pos de optimizar los tiempos de nado y extraer el máximo rendimiento de los nadadores, los investigadores han analizado todas las variables posibles que puedan influir ello. Los estudios biomecánicos de elementos técnicos tales como las salidas o los virajes, han servido de ayuda para que los entrenadores tengan una base sólida a la hora de preparar a sus deportistas. Veamos las conclusiones de algunos de los estudios biomecánicos más importantes relacionados con los virajes:

Sin profundizar en las diferencias técnicas de los virajes en cada estilo, nos preguntamos a qué distancia se emerge a la superficie tras el nado subacuático del viraje. En las primeras investigaciones se pudo comprobar que, entre el impulso desde la pared y la salida a la superficie había entre 4 y 7,5 m. Así pues, para facilitar la investigación se estableció una distancia óptima de 7,5 m. Aunque en la actualidad se siguen utilizando estas distancias, algunos investigadores prefieren entre 4 y 5 metros de aproximación, ya que, según su criterio, la fase cíclica de nado no finaliza hasta esta distancia de la pared. Del mismo modo, y debido al nado subacuático ondulatorio y a la limitación de 15 metros por el reglamento, también se han utilizado distancias mayores, como 10 metros.

La importancia de la salida y la llegada disminuye al aumentar la distancia, es decir, si la prueba es corta, estas dos variables serán muy importantes. A su vez, la importancia de los virajes aumenta al aumentar la distancia. Si la prueba es más larga, se optimiza el tiempo de nado al realizar virajes (Reischle 1993).

A continuación, una descripción del viraje de crol más detallado (según la RFEN) que nos ayudará a mejorarlo:

VIRAJE DE CROL 

 

Extraído de la RFEN 

Siguiendo estos pasos y con el asesoramiento de nuestro entrenador, tenemos más opciones de mejorar en nuestras pruebas de piscina. Controla todas la variables, prepárate. ¡ NO DEJES NADA AL AZAR !

 REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS:

Izquierdo, M., & Redín, M. I. (2008). Biomecánica y bases neuromusculares de la actividad física y el deporte. Ed. Médica Panamericana.

Reischle, K. (1993). Biomecánica de la natación. Gymnos.

Real Federación Española de Natación. Apuntes. Escuela Nacional de Entredaores.

[ssba]

CONTACTA CON NOSOTROS

Mail. info@zonaclockwork.com

Tél. 625 96 97 29